martes, 18 de junio de 2013

Silencio... Silencio

Preguntad por la senda antigua,
y hallaréis paz en vuestro corazón.
No apartéis la alabanza de tu boca,
ni su palabra de tu corazón.

Deteneos, deteneos y preguntad
por la senda antigua, ese camino
que lleva al salvador, la verdad
que te dará libertad.